Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

REVISTA

Historias de Papel

Entrevistamos a Alberto Suárez


Los alumnos de TVA (Andrés, Noel, Daniel, Rebeca, Miguel y Aarón) realizamos la siguiente entrevista en el gimnasio a Alberto Suárez Laso el día que nos vino a visitar al centro, nos contestó muy amablemente a todo y desde aquí, se lo agradecemos.

¿Practicabas algún deporte de pequeño?

Jugaba a fútbol que es el deporte “estrella” y lo que más sale por TV. En aquella época, en Riosa jugábamos en el equipo del pueblo. Jugué hasta los 27 años que fue cuando me encontraron ese problema en la vista y fue cuando empecé a correr con unos amigos. Cuando jugaba lo hacía de portero. 

¿A qué años empezaste a practicar el atletismo?

Empecé a correr a los 27 años pero de forma más constante con entrenador que me pudiera guiar, con 29 años.

¿Por qué elegiste el atletismo?

Porque cuando me empezaron a diagnosticar la enfermedad en la vista, para olvidarme un poco de esos diagnósticos que te dan, salía a correr con unos amigos y empezamos a correr y nos llegó una publicidad de una carrera que había en Nava y decidimos apuntarnos y ahí empezó a gustarme el atletismo. Cuando me afilie a la ONCE, descubrí el deporte adaptado y seguí practicando atletismo.

¿Te imaginaste algún día que ganarías medallas?

No, no te lo imaginas en un principio porque lo que quieres hacer es deporte y estar con amigos tipo hobbie pero, como vi que empezaba a participar en campeonatos de España y empiezas a ganar medallas y a hacer marcas, vas superándote poco a poco.

¿Qué aficiones tienes además del deporte?

Me gusta mucho viajar y el cine. 

¿Cuesta mucho prepararse para un maratón?

El maratón es la distancia más larga que hay en atletismo (42 km y 195 metros). Como es una distancia tan larga, tienes que entrenar mucho y todos los días, incluso a veces un poco por la mañana y un poco por la tarde. Cuando estamos en preparaciones intensivas de maratón llegamos a hacer 190 kms semanales corriendo entonces, es un trabajo diario y sacrificado. Hay que esforzarse pero es una cosa que me gusta hacer y cuando haces algo que te gusta mucho, lo haces con otras ganas y no te cuesta tanto como otra que te gusta menos. Es costoso porque tienes lesiones, dolores, si te entrenas en invierno, hace mucho frío pero, al final todo ese esfuerzo es el que te hace que el día de la carrera tengas más motivación.

¿Necesitas ayuda para correr o entrenar?

Sí, la necesito y de hecho entrenando la tengo casi siempre, ya sea compañeros que corran a lado mío o cuando no pueden porque es mucha distancia o yo corro más rápido, me acompañan en bici o mi entrenador va en coche y me va guiando. En la pista de atletismo no necesito tanta ayuda porque es sólo dar vueltas y la tengo ya aprendida, no hay tantos peligros para que puedas caer como en una carretera. En las carreras sí necesito ayuda pero, a nivel internacional es un poco complicado porque necesitas un guía con mucho nivel para que aguante corriendo la carrera. La persona que corre tanto va buscando sus medallas y méritos, por lo que es complicado, a no ser que se retire alguno joven y quiera participar pero, es difícil ya que tienes que entrenar con él, ir sujetos con una cuerda, ir con paso acompasado y hay que practicarlo mucho tiempo. En estas últimas Paraolimpiadas corrí sólo, sin guía. Me orienté gracias a que era un circuito cerrado con muchas vueltas y lo memoricé pero, psicológicamente fue muy duro correr tantas vueltas a un circuito. Tengo la suerte que como siempre voy en cabeza de carrera tengo delante los coches y motos que abren y me guio por ellos. 

Tienes el récord mundial paraolímpico de maratón,  con 2 horas, 23 minutos y 23 segundos, ¿crees que conseguirás batirlo?

Ya no lo tengo yo, tengo mejor marca que esa (2 h 21 min 47 seg) pero, el que me ganó hizo 5 segundos menos que yo y tiene el record. En 2017, la previsión es correr un maratón Open porque ahí es donde te puedes plantear batir tus propias marcas.

¿En qué piensas todo ese rato mientras corres un maratón?

Piensas en muchas cosas porque tienes que evadirte un poco de lo que te falta. Vas pensando en la familia, si tienes la suerte de pasar por sitios bonitos, como en Londres, ves el ambiente, al público para no intentar pensar lo que te queda. 

¿Es difícil la vida diaria en una ciudad como Gijón para las personas que tenéis discapacidad visual?

Las ciudades cada vez son más accesibles. Yo vivo en Oviedo y sí es accesible, lo menos accesible que hay allí es la pista donde entreno. Por los sitios que me suelo mover desde mi casa, lo tengo tan recorrido que me adapto bien. Cuando viajo a ciudades más grandes, tengo más problemas de bordillos, coger un autobús, perderte,…

¿Qué cosas crees que habría que mejorar para que la vida sea más fácil para las personas con discapacidad visual?

Yo creo que con cualquier tipo de discapacidad visual habría que mejorar muchas cosas. Ojalá esa igualdad de la que tanto hablan llegara a su fin, que hubiera una igualdad total. Las cosas están mejorando mucho, en el deporte paraolímpico cada vez tenemos más horas de retransmisión en la TV, salimos más en periódicos y así se nos conoce más. Necesitamos que se sepa que hay deportistas con discapacidad que son capaces de hacer cosas increíbles. Debería haber más becas a deportistas paraolímpicos y que no hubiera diferencias. 

Un gran campeón nos visita

La prensa local se hace eco de la visita que ayer tuvimos en el colegio.

El atleta paraolímpico Alberto Suárez Laso vino a vernos y nos contó muchas cosas que pronto podréis ver en la entrevista que le hicimos. 

Ver noticia en El Comercio Digital